Campanas de Jubilo (pasta dura)

$11.98

Guaflex estampado en oro (Peregrino, 2005) Comentando el texto «El que no escatimó ni a su propio Hijo […] ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?» (Romanos 8:32), la autora comienza su libro con este comentario: Querido Señor, esta mañana los dedos de la fe tocan con alegría este carillón de dulces campanas, haciéndolas sonar con júbilo para alabanza de tu misericordioso nombre. ¡Cómo no nos dará! ¡Cómo no nos dará! ¡El que no escatimó! ¡Cómo no nos dará! ¡Qué repique de absoluto triunfo es este! Ni una sola nota de duda o de incertidumbre estropea la música celestial. ¡Despierta, corazón mío, y comprende que es tu fe la que produce tan gloriosa melodía! ¿Apenas puedes creerlo de alegría? Sin embargo, es benditamente cierto, porque el Señor mismo te ha dado la gracia, y luego acepta el tributo de gratitud y alabanza que esa gracia proporciona.

Hay existencias

SKU: 9788486589943 Categoría:

Descripción

Guaflex estampado en oro (Peregrino, 2005) Comentando el texto «El que no escatimó ni a su propio Hijo […] ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?» (Romanos 8:32), la autora comienza su libro con este comentario: Querido Señor, esta mañana los dedos de la fe tocan con alegría este carillón de dulces campanas, haciéndolas sonar con júbilo para alabanza de tu misericordioso nombre. ¡Cómo no nos dará! ¡Cómo no nos dará! ¡El que no escatimó! ¡Cómo no nos dará! ¡Qué repique de absoluto triunfo es este! Ni una sola nota de duda o de incertidumbre estropea la música celestial. ¡Despierta, corazón mío, y comprende que es tu fe la que produce tan gloriosa melodía! ¿Apenas puedes creerlo de alegría? Sin embargo, es benditamente cierto, porque el Señor mismo te ha dado la gracia, y luego acepta el tributo de gratitud y alabanza que esa gracia proporciona.

Información adicional

Peso16 oz
Dimensiones9 × 6 × 1 in