Haciendo Cambios que Perduran

$3.95

Me encantaría sentarme con cada uno de ustedes y decirles algo una y otra vez: Si eres creyente, ¡puedes cambiar y llegar a ser una persona más allegada a Dios! Padres, “pueden llegar a ser padres más allegados a Dios Hombres, ¡pueden llegar a ser esposos más allegados a Dios! Y ¡mujeres, pueden ser esposas más allegadas a Dios!Pueden llegar a ser más sensitivos, más considerados, más amorosos, más disciplinados, más organizados. Pueden controlar la ira, pueden controlar su apetito, pueden controlar su lascivia, pueden llegar a ser menos rencorosos, pueden ser más alegres, pueden llegar a ser más veraces. El viejo refrán dice: ¡Viejos perros no pueden aprender nuevos trucos”. Este refrán puede describir a los perros, pero no en verdad a los hombres, quienes están hechos a la imagen de Dios y han sido redimidos por medio de Cristo. Estas personas no solo pueden, sino deben cambiar.

Hay existencias

SKU: 9781928680284 Categorías: ,

Descripción

Me encantaría sentarme con cada uno de ustedes y decirles algo una y otra vez: Si eres creyente, ¡puedes cambiar y llegar a ser una persona más allegada a Dios! Padres, “pueden llegar a ser padres más allegados a Dios Hombres, ¡pueden llegar a ser esposos más allegados a Dios! Y ¡mujeres, pueden ser esposas más allegadas a Dios!Pueden llegar a ser más sensitivos, más considerados, más amorosos, más disciplinados, más organizados. Pueden controlar la ira, pueden controlar su apetito, pueden controlar su lascivia, pueden llegar a ser menos rencorosos, pueden ser más alegres, pueden llegar a ser más veraces. El viejo refrán dice: ¡Viejos perros no pueden aprender nuevos trucos”. Este refrán puede describir a los perros, pero no en verdad a los hombres, quienes están hechos a la imagen de Dios y han sido redimidos por medio de Cristo. Estas personas no solo pueden, sino deben cambiar.

Información adicional

Peso16 oz
Dimensiones9 × 6 × 1 in